La reputación

Reputación

La reputación se construye con acciones transversales. Las políticas de RR.HH., calidad, satisfacción del cliente, responsabilidad social, imagen, comunicación, etc, alimentan este importantísimo activo.

Los que nos califican, lo hacen basándose en la percepción global que tienen de lo que hacemos y cómo. La coherencia de todas las actividades que realizamos interna y externamente, dan consistencia a nuestra reputación.

Explica tu misión y tus valores

Cuando nos relacionamos con una empresa, nos gusta saber que hay más allá del producto que consumimos.

Su misión y sus valores, nos aportan de entrada confianza y tranquilidad. Cuanto más compartamos esos valores, más predispuestos estaremos a interaccionar con ella.

Trabajadores satisfechos

Tener conflictos laborales, y trabajadores en condiciones de infelicidad, es terrible para nuestra reputación.

Los consumidores, también somos trabajadores. La sociedad en general es sensible a las condiciones laborales de las empresas, porque afectan a personas.

Fomenta la paz social, y la felicidad de tus trabajadores, y tu reputación crecerá exponencialmente.

Productos y servicios innovadores

Si los productos o servicios que produces, superan las expectativas de los consumidores, no tendrás clientes. Tendrás fans, y admiradores, que estarán pendientes de todo lo que hagas. Serán tus prescriptores, y sus opiniones facilitarán tus ventas. 

Haz que tus productos y servicios sorprendan y emocionen. 

«Tener buena reputación, además de ser rentable, es un orgullo.»

¡Empieza ya a trabajar en ella! Notarás como que tu empresa ha tomado vitaminas. Todo mejora cuando los que te observan reconocen tu comportamiento.

En O Castro Work, podemos ayudarte a mejorarla trabajando en políticas globales. Además de hacer las cosas muy bien, y generar felicidad en los grupos de interés, ¡Hay que contarlo!

¿Cómo se mide la reputación?

Existe un único método, aunque se articula de muchas formas. ¡Preguntando! Se puede preguntar de mil formas, mediante encuestas, entrevistas, empresas de análisis de posicionamiento, etc.

¿A quien se pregunta? A los grupos de interés que la empresa tenga establecidos. Trabajadores, proveedores, clientes, competidores, reguladores, etc. 

Preguntas frecuentes

Es la opinión que los grupos de interés tienen de la empresa. Al igual que con las personas, en función de su comportamiento y la imagen que proyectan, inspiran más o menos confianza.

La opinión que los grupos de interés tengan de la empresa, va a condicionar su comportamiento con respecto a ella. Los consumidores estarán dispuestos a pagar más por sus productos o servicios si consideran que es fiable y que tiene un comportamiento ético y responsable. Las entidades de crédito la van a financiar según su historial de pagos y su trayectoria de seriedad y solvencia. Y así sucesivamente con todos los grupos que se relacionen con ella.

En realidad es una de las cosas más difíciles de conseguir. Se tarda mucho tiempo en ganar una buena reputación, y es tremendamente fácil perderla. 

Los grupos de interés, son por lo general desconfiados. Observan todos los comportamientos de la empresa a lo largo de largos períodos de tiempo y se van formando una opinión positiva si estos son acordes con las expectativas de conducta que ellos esperan. En ocasiones un comportamiento irresponsable puntual, es suficiente para perder la buena reputación invalidando todas las acciones positivas.

Las empresas deben promover siempre la ejemplaridad y la responsabilidad en todo lo que hacen. Cuando se simulan comportamientos, por ejemplo explicitándolos en la memoria de responsabilidad social, pero las acciones estratégicas buscan la rentabilidad por encima de todo, los grupos de interés terminan dándose cuenta y la empresa deja de ser creíble.

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

contacto
Ir arriba