Un sitio para cada cosa. Y cada cosa en su sitio.

Las instrucciones son claras, y el incumplimiento habitual.

Tratamos de maximizar las ventas y el margen.

Los empleados de nuestras sucursales, tienen instrucciones muy precisas de lo que tienen que hacer. La dirección comercial, o la de marketing, o ambas, se preocupan de protocolizarlo todo. De ello depende en buena parte el éxito de las ventas. La cartelería, la exposición del producto, los conocimientos necesarios para responder dudas del cliente, los productos que hay que potenciar…

¿Realmente se cumplen todas estas instrucciones?
Nuestra experiencia nos dice que casi nunca las cosas se hacen como está previsto. Si la empresa tiene su cultura, cada tienda, oficina, sucursal, o cómo llamemos a las embajadas de la empresa cerca del cliente, también tiene la suya.
Frases como “aquí esto no gusta”, “nuestros clientes buscan otra cosa”, “quién va a saber más de esto que nosotros”, “los de marketing no se enteran de lo que el cliente busca”, “yo tengo mis técnicas para vender y no necesito que me den instrucciones”…. Hacen de cada tienda una empresa, que los de logística se vuelvan locos, que los de compras no optimicen sus pedidos, etc etc.
Si las cosas van mal, también existe un buen repertorio de excusas: “el tiempo no ha sido bueno”, “los de la tienda de al lado han arrasado bajando precios”, “no somos competitivos”, “nuestros productos / servicios son caros”….

COMPRAS REALES, HECHAS POR ESPECIALISTAS

Compramos en tus tiendas, y hacemos un informe

 

Nuestros compradores misteriosos, son personas normales, que hacen sus compras sin llamar la atención. 
Previamente la empresa confecciona un cuestionario de todas aquellas cosas que quiere averiguar. A partir del mismo, se elabora una historia, que es la que se utilizará para poder realizar preguntas al personal de la tienda.
Las comprobaciones visuales, se harán según las prioridades del cliente, pero también se informará de todo lo que llame la atención de nuestro personal de compra.
Incluso hacen fotografías, en el exterior y dónde la ley lo permite. Se trata de comprobar cuanto se ajusta la tienda a la política de la empresa. Seguridad, orden, limpieza, uniformidad, exposición de carteles, visibilidad del producto, promociones en sitios adecuados, etc etc.
Déjanos que te contemos que pasa en tus sucursales. Somos absolutamente objetivos. Seguro que te vamos a sorprender.
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mismas, y la aceptación a su vez de nuestra política de cookies

¡¡Suscríbete!!

¡¡Suscríbete ya!!

Podrás estar informado de todas las novedades y ofertas, incluso antes de que se publiquen. Podrás darte de baja en cualquier momento, si así lo deseas. Somos respetuosos con tus datos.

Abrir chat